Manejo integrado de control de plagas con Linkaform en una planta de alimentos

Leslie Ruelas
Por: Leslie Ruelas diciembre 7, 2017
Encuentrame en:

MIP_en_alimentos.jpg

Las plantas que manejan alimentos son especialmente vulnerables a una invasión de plagas. Éstas pueden manifestarse cuando las medidas de control son insuficientes.


Idealmente, las plantas de alimentos podrían aplicar programas de prevención más que de exterminación, y esto es posible al llevar un manejo integrado de dicho control.



Retos que enfrentan al consolidar la información del programa de control de plagas en industria alimentaria

La invasión puede darse en diversas áreas, desde el lugar en donde se lleva a cabo la recepción de materiales, sus bodegas, el área de producción o transformación, la distribución y los vehículos de transporte. El ingreso puede darse a través de materia prima cruda, empaques, huacales, cajas, puertas y ventanas. Una vez que esto sucede, existen medidas gubernamentales de salud que regulan el uso de sustancias, ya que estos alimentos llegarán al consumo humano.


Además, todo sistema de control de plagas debe ser notificado a las autoridades locales de salud, idealmente debe registrarse dicho sistema y la planta de alimentos y mantener la información a la mano para que en caso de cualquier incidencia sea accesible.



Proceso del manejo integrado de control de plagas

Aunado a las implicaciones de salud pública, una invasión es también causal de inconvenientes sanitarios, ambientales y económicos para la compañía. Sin embargo, existen en la actualidad plantas de alimentos que no cuentan un manejo integrado de su control de plagas. En la mayoría de los casos, esto es derivado del desconocimiento del proceso o de las herramientas de apoyo en dicho proceso.


Los pasos del proceso se pueden concretar en:


Inspección: Generalmente, cuando una empresa de control de plagas lleva a cabo este paso requiere un plano del área de trabajo para poder marcar cualquier invasión y tener visibilidad a la mano. Utiliza herramientas como linternas UV, torundas para recoger muestras de excremento o líquidos, tubos de recolección, ópticos, y hojas de datos con checklists.


Planeación: Al hacer un análisis de la inspección, se hace una reunión con diferentes áreas para planear los pasos a seguir de forma que los mismos interfieran lo mínimo posible con la producción.

 

Medidas de control: Se toman en cuenta las reglamentaciones sanitarias y se elige la medida ideal considerando el tipo de plaga (Voladores, rastreros, escarbadores o roedores) y el tipo de alimento que se maneja. No solo se plantean las medidas de control inmediatas sino las implicaciones a largo plazo y las posibles incidencias.


Control: Es cuando la empresa de control de plagas entra a la planta de alimentos y acciona las sustancias para el exterminio de las alimañas encontradas. Según el nivel de toxicidad, las sustancias se dividen en clasificaciones y cada una lleva un manejo particular (incluso existe en las etiquetas de los químicos una insignia H3 para reconocer el grado de afección). Para ello se debe consolidar un registro que será de suma importancia y utilidad en el presente y en el futuro.


Supervisión y evaluación: Una vez pasado el punto de control, -justo cuando parece que todo ha terminado-, es de vital importancia dar continuidad a la supervisión y evaluación. La naturaleza de las plagas es la recurrencia –un elemento no considerado en el entorno puede provocar la repetición de este fenómeno- y por ello la supervisión y la evaluación son dos partes del proceso que se deben mantener por lo menos 3 meses después del control.


Mantenimiento: Mantener el problema a raya puede ser el punto crucial del proceso ya que la prevención es mucho más benéfica que la exterminación en todos los aspectos.



Linkaform para un correcto control de plagas en plantas de alimentos

Las empresas de control de plagas que llevan el registro de sus datos a mano están corriendo constantemente el riesgo de que en alguna parte del proceso, se pierda información relevante y que ésta sea la causante de alguna incidencia. En una planta de alimentos, este hecho podría resultar en una pérdida importante de dinero, de licencias y hasta de la confianza de sus clientes, quienes probablemente no volverían a contratar sus servicios.


Por esta razón, el tener un manejo integrado de control de plagas debe ser el segundo más importante objetivo en una planta de alimentos tan sólo superado por la producción de los mismos. Al contratar una empresa de control de plagas, están dejando en sus manos una confianza total para poder mantener la calidad de sus productos.


La tecnología hoy por hoy es un gran aliado en este manejo. Con una buena solución en control de plagas, las compañías que brindan estos servicios adquieren la capacidad de consolidar la información y empatarla, crear checklists de los procesos para no perderse de algún paso importante, supervisar a sus técnicos en campo, prevenir incidencias en plagas y hacer reportes de hallazgos que se convierten en PDFs: datos amigables y significativos para las etapas de evaluación y mantenimiento.




Mejores prácticas para llevar un mejor programa de control de plagas en industria alimentaria

Linkaform es una app de control de plagas creada en México con la cual a través de Formularios Digitales Inteligentes, las empresas de control de plagas pueden integrar los datos de el proceso total. Esto da a lugar a la implementación de mejores prácticas como:


  • Mantenimiento de registros preciso y actualizado
  • Firma de registros de parte de los responsables
  • Análisis de límites admisibles por área
  • Planeación y aprobación de medidas correctivas
  • Verificación y validación de la eficacia


Ventajas de un correcto control de plagas en plantas de alimentos

Al implementar la solución, las empresas de control de plagas comienzan a ingresar los datos de todo el proceso, incluso adquieren la capacidad de entregar al final a la planta de alimentos un reporte fino basado en información en tiempo real de su situación actual.


Esta responsabilidad compartida brinda relevantes beneficios a ambas empresas:


  • La planta puede asegurar a sus clientes la calidad en los alimentos
  • La empresa fumigadora se posiciona como una empresa profesional
  • Ambas compañías pueden obtener certificaciones y aprobaciones de parte de órganos reguladores de salud
  • Contar con acceso a un historial y reportes anuales de incidencias para tomar decisiones estratégicas
  • Contar con información clara y documentada para cualquier auditoría de salud
  • Adquirir una capacidad de prevención asertiva
  • Aseguramiento en el cumplimiento de normativas

Como verás, Linkaform es una solución en toda la extensión de la palabra. Será tu aliado en el control integral de plagas para tus clientes y eso te llevará de la mano hacia un mayor crecimiento y competitividad.


Déjanos contestar tus dudas y mostrarte qué sencillo es implementar Linkaform. La tecnología hoy es muy accesible y nos acerca como equipos de trabajo hacia los objetivos.



CTA_fumigaciones_plagas

Topics: Servicio y mantenimiento